Denominaciones populares

E: Roble albar, Roble fresnal, Carballo

GB: Common red oak

F: Chène rouvre, Chène pédounculè

D: Sommer eiche, Rote eiche

P: Carvalho, Alvarinho

 

Época de floración: Mayo y Junio.

 

Las ramas de los robles, a veces presentan agallas en los brotes jóvenes, producidas por la picadura de un insecto, avispa, concretamente, de la familia de los Cinípedos, concretamente el Cynips gallae-tinctoriae. El propio roble es el que genera estas agallas para proteger al resto del árbol. De estas agallas, se obtenían tintes.

 

Acción fitoterapéutica

Parte utilizada: corteza, bellotas y agallas.

Corteza: Astringente, antidiarreico, hemostático, antiinflamatorio de acción local, antibacteriano, diurético, antilitiásico. Está indicado en diarreas, cistitis, litiasis urinarias, enuresis nocturnas, metrorragias y heridas.

Dosis: Decocto al 5%, hervir 5 minutos e infundir otros 10, 2-3 tazas/día.

 

Las irrigaciones de corteza de encina, (decocción de 40gr. de corteza por litro de agua) combaten poderosamente el flujo blanco, aplicándose siempre en caliente.

También es muy recomendable el café de bellota tostada, infuso estomacal con cualidades esencialmente nutritivas e higiénicas.

 

Su uso contra el bocio: Puede aplicarse en la zona inflamada cataplasmas frías de corteza de roble arcilla. Para preparar este remedio basta con que pongas un puñado de corteza de roble en un litro de agua y deje hervir durante 10 minutos; a continuación, cuela el líquido y con una taza del mismo prepara una cataplasma añadiendo arcilla hasta conseguir una pasta consistente. Dicha pasta se utilizará para aplicar directamente sobre el cuello.

 

Para los sabañones: Un remedio sencillo, a base de corteza roble, que ayudará notablemente, consiste en tomar baños calientes con su decocción. Para ello hierve a razón de un puñado de las cortezas de roble en un litro de agua, durante 5 minutos a fuego lento y tapado. Déjalo en reposo durante 7 minutos, cuélelo y proceda al baño caliente.

Se puede hacer el baño caliente anterior añadiendo cola de caballo del mismo modo al que se ha explicado ya. Ya que por su contenido en taninos, cuando aplicamos esta planta por vía externa, tiene propiedades cicatrizantes.

 

Agallas:

 

 Son astringentes, ya que los taninos precipitan las proteínas y como consecuencia de esta propiedad, ejercen una acción hemostática. En uso interno se emplean como antidiarreicos. Por vía externa, como astringentes, cicatrizantes, antisépticas, antidermáticas y antihemorroidales, formando parte también de gargarismos, pomadas y cremas.

Dosis:Infuso de polvo de agallas al 2-5%, 2-3 tazas/día después de las comidas.

 

El culto del roble

La religión del roble o del dios roble, parece haber sido compartida por todas las ramas del trono ario de Europa. Lo mismo griegos que italos asociaron al árbol con su dios máximo Zeus o Júpiter, divinidad del cielo, de la lluvia y del trueno. Quizá el más antiguo y más famoso es el de Dodoma, en Grecia, donde Zeus era reverenciado en su roble oracular.

En Beocia, el matrimonio de Zeus con Hera (dios-roble y diosa-roble), se cree lo celebraron con gran esplendor, una federación religiosa de estados.

En la Italia antigua, todos los robles fueron consagrados a Júpiter.

En la Europa central, encontramos también adoración por este árbol. Entre los celtas de la Galia, los druidas no estimaban nada tan sagrado como el muérdago y el roble sobre el que crecía, escogían robledales para escenario de su rito solemne y no ejecutaban ninguna de sus ceremonias sin hojas de roble.

En la religión de los antiguos germanos, la veneración por los bosques sagrados, se cree tenía un lugar preeminente y según Grima, el jefe de sus árboles  santos era el roble.

En resumidas cuentas, se relacionaba con todo aquel dios del trueno o del rayo: Zeus, Júpiter, Donar, Perón, Taara….., al igual que se le asocia con el hombre verde (busgosu) y con Marte Silvano.

 

Su simbolismo lo relaciona con la soberanía, el liderazgo y el poder.

 

La rueda del tiempo

 

1 de febrero: Fiesta de santa Brígida, que tiene sus orígenes  en la diosa celta Brigid, que se asociaba con el roble. Su abadía se fundó en Kildare, Irlanda, nombre éste que deriva de Cilldara, la “iglesia del roble”

21 de marzo: Los romanos consagraron este mes a Marte Silvano, el dios de la agricultura y la curación, que se asociaba a su vez con el roble a través de la antiquísima tradición de llevar a pastar el ganado a los robledales.

1 de mayo: Beltane, festividad con la que los celtas celebraban la llegada del verano. El 1 y el 29 de mayo, es el día del Roble Real; según una leyenda, el rey Carlos II buscó refugio al pié de un roble tras su derrota en la batalla de Worcester. Desde entonces, el árbol pasó a conocerse como roble real y después de que el rey recuperara el trono el 29 de mayo de 1660, esta fecha, que coincidía además con su aniversario, pasó a conmemorarse como el día del Roble Real.

Semana posterior al quinto domingo después de pascua: En ola Inglaterra medieval, los robles solían señalar los límites de las diferentes parroquias. Durante esta semana, conocida como Rogationtide (marea de ruegos), los fieles recorrían los límites deteniéndose para escuchar a los sacerdotes al pié de los robles.

21 de junio: Solsticio de verano. La festividad anglosajona de Litha venía a ser una celebración de la fertilidad. El roble se veneraba a través de su relación con Thunor, el dios del trueno y la lluvia, y por tanto responsable del crecimiento de las plantas.

Principios de agosto: Los robles desarrollan brotes nuevos, que en algunos países reciben el nombre de Lammas, en alusión a la festividad cristiana del mismo nombre basada en el Lughnasad celta, celebrada el 1 de agosto.

22 de septiembre: Equinoccio de otoño

21 de diciembre: Solsticio de invierno. En Escandinavia, antiguamente era costumbre quemar durante 12 días troncos en honor a Thor, dios del trueno.

 

En el calendario celta, el roble reina en la cúspide del ciclo anual, suele representarse entre el 10 de junio y el 7 de julio. La sucesión lógica de ese momento álgido representado por Beltaine, es el declive, del mismo modo que en la cima de la montaña terminan los caminos y la única posibilidad es el descenso.

R. Graves sugiere que las bellotas podrían ser comidas para obtener la inspiración o el don profético, y también dice “el humo penoso del roble verde inspira a los que bailan entre los fuegos sacrificiales gemelos encendidos en la noche de San Juan”. Obviamente, ese humo sería la fase de purificación anterior a cualquier iniciación, conjuntamente con ayunos, ceremonias de limpieza como inipi o rituales relacionados con el agua.

La puerta ya está ahí, junto con su llave el muérdago (muy importante para los druidas), quizá en todas partes o en nosotros mismos, pero de una forma más patente junto al roble sagrado, que es eje y centro, encrucijada de los poderes que mueven el mundo.

 

La magia del roble

 

Género: Masculino

Planeta: Júpiter, Sol

Elemento: Fuego

Deidades: Dagda, Diano, Júpiter, Thor, Zeus, Cibeles, Herne, Jano, Thea, Hécate, Pan y Erato.

El que se sienta cerca de un roble siente como si estuviese en una gran “sala de juntas”, debatiendo cosas importantes.

Realmente, mucho antes de que los hombres se reuniesen en tribunales o asambleas cerradas, los robles constituían lugares sagrados de reunión. El roble era testigo de la libertad y unidad del pueblo y bajo él se pronunciaban los juramentos e incluso, a veces, se coronaban a los reyes.

 

Si en una pequeña hoguera o sobre carbones quemas leña verde de roble, puedes usar ese humo como si se tratara de agua y limpiarte con él, sentir que tus impurezas psíquicas son absorbidas y eliminadas por el humo, al igual que se usa para ahuyentar enfermedades o malos espíritus..

-Plantar una bellota de roble durante la Luna Nueva es una práctica que se realiza para obtener una entrada de dinero en fechas próximas.

-Si llevas una bellota contigo, te protegerá del mal, en todos los aspectos.

-Si la pones en la ventana de casa, o igualmente un pedacito de corteza, o dos ramitas atadas en cruz, la protegerán incluso del rayo…..

- Una leyenda dice que si eres capaz de atrapar una hoja de roble mientras cae, no padecerás resfriados en todo el invierno.

 

Quemar incienso hecho con madera de roble, recordará a las hojas de otoño ardiendo.

 

Si os gusta sentir la energía de los árboles dentro de vosotros, cuando estáis a su lado, el roble os mostrará la fertilidad de la primavera, como se celebra en Beltane. Representa el último mes de la primavera, y el final de ese principio.

El roble, es el abrelatas de puertas y entradas; permite unirse a la gran fuerza y al conocimiento de los misterios contenidos en el universo.

También protege a quien requiere de su presencia de cualquier energía negativa mientras re realiza un ritual. Invócalo antes de empezar cualquier trabajo de magia y nada se interpondrá en tu mente.

 

Fuentes:

Ø      Plantas medicinales de la Península Ibérica e Islas Baleares.

·        Autores: Juan Bautista peris, Gerardo Stübing y Ángel Romo

·        Ediciones Jaguar.

Ø      La rama dorada

·        Autor: J. G. Frazer

·        Editorial: Fondo de Cultura Económica.

Ø      Cómo aprovechar la energía mágica de los árboles

o       Autor: Manuel Seral Coca

o       Editorial Karma 7

Ø      Árboles, guías de la naturaleza

o       Autor: Bruno P. Kremer

o       Editorial Blume

Ø      Enciclopedia de las hierbas mágicas

o       Autor: Scott Cunningham

o       Ed. Llewellyn Español

Ø      La magia de los árboles

o       Autor: Ignacio Abella

o       Editorial: Integral

Ø      La sabiduría de los árboles

o       Autor: Fred Hageneder

o       Editorial: blume

Ø      El libro del incienso

o       Autor: Wylundt

o       Editorial: sirio

Ø      Apuntes de Reiki Celta

o       Autor: Ana García.

 

Novedades

¡Tengo nuevas fotos!