Nombre científico o latino: Arundinaria spp., Bambusa spp., Phyllostachys spp., Sasa spp.

Nombre común o vulgar: Bambú, bambúes.

Familia: Poaceae.

 

Crecimiento: muy rápido. Puede hacerse invasora con rapidez.

Situación: sol, semisombra; esta especie soporta los vientos fuertes.

Sustrato: drenado, no tiene más exigencias. Mantener húmedo los primeros veranos y cuando nacen los nuevos brotes (primavera) en caso de sequía.

Multiplicación: el bambú se propaga con facilidad por división de las matas o por rizomas jóvenes.

La mejor época para hacer esto es exactamente antes del inicio del periodo anual de crecimiento activo de las yemas.

 

Medicina

El bambú posee un alto contenido en sílice. Este oligoelemento, abundante en la naturaleza, ha disminuido su presencia en la desvitalizada alimentación moderna. Sin embargo, la sílice es una sustancia importante para el cuerpo, sobre todo para la piel y los huesos. Estimula la síntesis del colágeno contenido en los tejidos óseos y conjuntivos, facilitando así la reconstitución del cartílago destruido a causa de las enfermedades articulares como la artrosis. A esta beneficiosa acción sobre las articulaciones, se añade un efecto remineralizante que puede ser beneficioso en la menopausia.

 

Magia

Nombres populares: bambú, ohe (hawaiano)

Genero: masculino

Deidad: Hina

Poderes: Protección, suerte, deshacedor de hechizos, deseos.

Usos rituales: Se usa en los templos chinos para la adivinación. El sacerdote arroja trocitos de bambú al reverente y según la forma  en que caen, el presagio es interpretado como bueno o malo.

Usos mágicos: Graba un deseo sobre un trozo de bambú y entiérralo en un lugar apartado. O graba un símbolo protector, como una estrella de 5 puntas sobre un trozo de bambú y plántalo en el patio para proteger tu casa y atraer la buena fortuna.

La madera de bambú nunca cambia de color, por lo que se coloca sobre la puerta para atraer la buena suerte.

Llamado madera de bamba, el bambú se utiliza para romper embrujos, bien llevándolo en una bolsita o triturándolo hasta hacerlo polvo y quemándolo después.

Los chinos lo usan como hechizo contra los malos espíritus. Para invocar a los buenos, haz una flauta de bambú, graba el nombre del espíritu (si lo hay) y toca una melodía improvisada.

 

Fuentes:

- www.infojardin.es

- www.hipernatural.com

- Enciclopedia de las hierbas mágicas de Cunningham.

 

 

 

Novedades

¡Tengo nuevas fotos!